Cicatrices

Una cicatriz es un parche de piel permanente que crece sobre una herida. Se forma cuando el cuerpo se cura después de una cortadura, un raspón, una quemadura o una llaga. Las cicatrices también pueden resultar tras una cirugía donde se corte la piel, infecciones como la varicela o afecciones de la piel, como el acné. Las cicatrices suelen ser más gruesas, así como más rosadas, rojas o brillantes que el resto de la piel.

Existen diferentes tecnologías láser de sistema avanzado, rápido y efectivo para mejorar la textura y apariencia de la piel dañada por diferentes tipos de cicatrices, estos son los láseres fraccionados como el láser CO2 y el láser Erbium los dos producen un efecto térmico sobre la piel con estímulo en la producción de colágeno.

 

Está indicado en cicatrices de

 

  • acné.
  • posterior a cirugías.
  • cicatrices secundarias a accidentes o traumas.

 

 

Es un procedimiento ambulatorio en consultorio requiere una preparación previa de la piel y unos cuidados específicos posteriores al procedimiento.

Tiene que haber una valoración y seguimiento por parte del dermatólogo. El número de sesiones y los intervalos entre una y otra sesión generalmente es individual dependo del tipo de cicatriz y del área a ser tratada los resultados son visibles desde la primera sesión.